Ahorro en cartuchos de tinta

En este post vamos a estudiar la forma de ahorrar en el consumo de los cartuchos de tinta para impresoras gracias a un correcto uso de la impresora y a conocer con seguridad qué cartuchos de tinta son mejores.

Ahorro en cartuchos de tinta para impresoras

En primer lugar, un ahorro de tinta se consigue con un buen uso de nuestra impresora como, por ejemplo, imprimiendo documentos que no sean importantes en modo borrador, en escala de grises o con poca resolución. De esta forma, el resultado es el justo para que sea legible y práctico. El tipo de tipografías también puede reducir considerablemente el consumo de tinta, si tenemos en cuenta los rellenos y el tamaño de la letra. También conseguirás un ahorro, en este caso de papel, si imprimes los documentos a doble cara.

En la parte técnica, el uso de drivers oficiales de la impresora será un acierto ya que sacaremos el máximo rendimiento de la impresora y nos aseguramos de que el consumo de tinta es el justo y necesario. También existen programas específicos que permiten elegir qué cantidad de tinta se quiere emplear en una impresión, para asegurarnos la máxima calidad posible. Aquí te dejamos un ejemplo de este tipo de software.

Hay impresoras que incorporan un software interno que se encarga del ahorro de tinta, y esta es una opción que aparece en los ajustes de la impresora. El mantenimiento de la impresora también es importante, ya que una buena limpieza, calibración y alineación hará que no haya perdidas de tinta.

Por último, ¿qué es mejor, cartucho de tinta original o compatible? Los cartuchos originales son más caros, pero te aseguran una calidad excelente, sin embargo, los cartuchos de tinta compatibles son mucho más baratos y dan unos resultados más que satisfactorios, siempre y cuando te asegures de que no perjudicarán a tu impresora.

Diferencias entre impresoras laser y tinta

Si jamás antes se ha formulado esta pregunta, dedicar un poco de tiempo para entender el proceso de impresión láser puede representar un incremento en la productividad y una reducción de los gastos de su negocio.Laser contra tinta

De hecho, si bien la mayor parte de nosotros poseemos un PC y una impresora, así sea por motivos personales o bien profesionales, son pocos los que verdaderamente entienden de qué manera funcionan.

Impresora de tintaDespués de aprender los principios básicos de su operación, usted tendrá más herramientas para evaluar si una impresora es la conveniente para sus necesidades.

Por ejemplo, si su empresa es de gran extensión y precisa imprimir cientos y cientos de páginas al unísono, es de vital relevancia saber que una impresora de inyección de tinta no será capaz de realizar dicha labor con eficacia. En cambio, si lo que precisa es una impresora que imprima fotos, la tecnología láser no es la adecuada para usted.

Entonces, ¿cuál es la diferencia entre una impresora de inyección de tinta y una impresora láser?

Las impresoras de inyección de tinta operan con el principio de la difusión de pequeñas partículas de tinta en la hoja. Se trata del tipo más común de impresoras y consiguen, por norma general, un acabado de alta calidad, de manera especial cuando se imprimen fotos y documentos a color. No obstante, no son las indicadas para manejar un alto volumen de impresión y si la tinta no se deja secar con corrección, se pueden generar derrames y máculas.

Impresora LaserLas impresoras láser, por su lado, emplean el uso del tóner de impresión. Usado tradicionalmente en fotocopiadoras, fue utilizado por vez primera en impresoras láser comerciales en mil novecientos setenta y ocho. Inicialmente, el tóner estaba compuesto por polvo de carbono. No obstante, con el correr de los años y para acrecentar la calidad de la impresión, se modificó su composición incluyendo un polímero (tanto un acrilato de estireno como una resina de poliéster).

Las partículas de tóner, que poseen una carga eléctrica, se adhieren permanentemente a las fibras del papel después de ser derretidas mediante un fusor. El beneficio de este proceso, en comparación con las impresoras que emplean tintas líquidas, es que las impresiones no se manchan ni chorrean después de ser impresas.

Además de esto, las impresoras que usan tóner son capaces de imprimir sobre cualquier clase de papel.

El empleo del tóner de impresión, en comparación con la tinta, es una opción considerablemente más rentable si se precisan imprimir grandes volúmenes de documentos de texto. En verdad, un cartucho de tóner es capaz de imprimir más de dos mil páginas ya antes de tener que ser sustituido. En cambio, el promedio de vida de un cartucho de una impresora de inyección de tinta, no sobrepasa las mil páginas.

Debido a las notables diferencias entre las impresoras de inyección de tinta y las impresoras láser, resulta imprescindible que usted entienda cuáles son sus funciones concretas y de qué manera trabajan.

Si precisa que su impresora produzca grandes volúmenes de trabajo, la mejor opción es adquirir una impresora láser, que emplea la tecnología del tóner láser y no una impresora de inyección de tinta, la que le representaría mayores costos y una mayor pérdida de tiempo en un largo plazo.

Articulo basado en la información extraída del blog de astinta.es