Bioshock

¿Podrá el clásico juego shooter ultrainmersivo sobrevivir a una reducción para caber en el iPhone y el iPad sin perder su alma adictiva? ¿Tiene lógica que un juego como destiny no salga en versión para PC para evitar problemas de prestaciones y este juego lo saquen para iPhone y iPad?.

Aún recuerdo las partidas a BioShock en la Xbox 360, explorando las profundidades de su gran escenario submarino, sintiendo la tensión ante las apariciones de Big Daddy, y sumergiéndome en su inigualable atmósfera. ¿Tendría alguien que nunca haya jugado al original la misma experiencia en una pantalla táctil de tan solo 4??

Juego BioShockLa versión para iPhone y iPad conserva intacta la experiencia BóShock, manteniendo la ciudad de Rapture, con sus enemigos alterados genéticamente, el terrible diseño art deco y la intrigante narrativa. ¿La mejor noticia? BóShock sigue pareciendo original después de tantos años.

La ausencia de entradas físicas en los dispositivos iOS supone cambios: es decir, mando y botones virtuales cumple, los botones de ataque van a juego con la estética conjunta y están bien distribuidos.

Pero hay cierta incomodidad cuando todos los controles que necesitas no están bajo un pulgar o un dedo, y tus reacciones lentas te pueden costar la vida en algún momento. Por suerte BioShock soporta controles MFi, y sin duda es la mejor forma de jugarlo.

Aún siendo de los primerizos, fue uno de los juegos más impactantes visualmente de toda la historia, y en esta encarnación parece tosco: los modelos tienen bordes irregulares, las texturas son confusas, y hay problemas con la iluminación.

Las ilustraciones retro de los poderes plásmidos desbloqueables son tan divertidas como siempre. Violencia animada.

¿Te acuerdas de Pipe Manía? Hackear torretas, cámaras y máquinas expendedoras en BioShock es parecido.

BioShock ya lleva siete años, así que se encuentra barato para Xbox 360, PC o PS3 (cualquier otra versión del juego es más pulcra y precisa que ésta). No obstante, los móviles y tablets están atrayendo cada veza más gente a los juegos, y éste sigue siendo una fabulosa experiencia como shooter para un jugador, muy disfrutable con controles táctiles, pero auténticamente formidable con un mando para juegos Andrew Hayward.